Cette fiche a été rédigée dans le cadre du projet d’Atlas encyclopédique des Petites Iles de Méditerranée, porté par le Conservatoire du Littoral, l’Initiative PIM, et leurs nombreux partenaires.
This sheet has been written as part of the encyclopedic Atlas of the Small Mediterranean Islands project, carried out by the Conservatoire du Littoral, the PIM Initiative and their numerous partners.
(https://pimatlas.org)

ISLA

Cluster : Illes Medes

Subcuenca : ESPAÑA

Meda Petita

Autores :

Lluís VILAR (Universidad de Girona)

Fecha de creación : 31/12/17

Ayuntamiento Estarit
Archipiélago
Superficie (ha) 2.8303
Lineal costero (metros) 1324
Distancia a la costa (Millas Náuticas) 0.76241
Altitud máxima (metros) 70.1
Coordenadas geográficas Latitud 42,043609
Longitud 3,224999
Propiedad  Generalitat de Catalunya Departament de Medi Ambient i Habitatge (100%)
Organismo gestor Departamento de Medio Ambiente
Figura de protección nacional Reserva marina (ES), 1990
internacional ASPIM, 2001

Lugar de Interés Comunitario

Zona de Protección Especial (Directiva_aves), 2005


Descripción general


La isla Meda Petita es la segunda isla en superficie del archipiélago de Illes Medes. La isla es de roca calcárea del Cretácico, tiene una superficie de tan sólo 3,7 ha y una altitud de 67,2m. Presenta una forma elíptica con diversas puntas y salientes y acantilados verticales, pero con una única playa de tipo rocoso, el Portitxol.

La parte sumergida, con la misma geomorfología, se prolonga hasta el talud, a -50 m y alberga una gran diversidad de hábitats marinos de gran interés ecológico. La cercanía del puerto de l’Estartit ha convertido la isla y todo su entorno en lugar de visita turística tanto de submarinistas como de embarcaciones de recreo preparadas para observar el fondo marino, las cuales fondean en la parte sur de la isla.

Estado de conocimiento


Todo el archipiélago y su alrededor vienen siendo estudiados profundamente desde hace más de tres décadas por lo que su estado de conocimiento es muy alto. Toda el área es de gran interés por su elevada biodiversidad, sobretodo la parte sumergida, y su buen estado de conservación lo han convertido en destino turístico como centro de buceo, lo que ha contribuido al reconocimiento social de sus valores culturales y naturales.

Medio terrestre. La flora terrestre de la Meda Petita, así como sus comunidades vegetales y hábitats son bien conocidos gracias a diversos trabajos realizado (ROS et al. 1984; FONT et al. 2014).

Medio marino. El estado de conocimiento también es elevado. Desde 1980 se monitorea la pradera de Posidonia oceanica del sur de la isla y las poblaciones de peces (ROS et al. 1984; HEREU et al., 2012). Y también se vienen realizando seguimientos con el objetivo de determinar los efectos de que la Meda Petita y su entorno sea uno de los lugares de buceo más importantes del mediterráneo.

Valores relevantes


Culturales : No consta que hubiera ocupación humana de la isla en la antigüedad, pero su proximidad a la Meda Gran a bien seguro comportaría algún uso por las personas que vivian en el Faro de la Meda Gran hasta 1934 (AUDIVERT & SURROCA 1984). En 1983 empieza la protección de las islas Medas como reserva de pesca y en 1990 se crea la reserva marina, en 1992 se hace efectiva la protección también de la parte emergida del archipiélago y en el 2001 se incluyen los fondos marinos de las islas en la lista inicial de las zonas especialmente protegidas de importancia para el Mediterráneo (ZEPIM), por la existencia de especies singulares con elevado valor ecológico. Finalmente, en el 2012 fue declarado Parque Natural por el Parlament de Catalunya.

 

Geológicos : Como todo el archipiélago, la Meda Petita es una prolongación del macizo calcáreo del Montgrí y predominan las rocas del Cretácico inferior, con un afloramiento de margas del Jurásico al sur de la isla.

 

Biodiversidad terrestre. En la Meda Petita destacan las poblaciones de la orgaza Atriplex halimus (Soncho-Salsoletum) y la comunidad del Dauco-Crtihmetum limonietosum, con extensas poblaciones de Limonium minutum, taxón endémico de la Costa Brava e Islas Baleares. La fauna terrestre es también diversa, habiéndose encontrado 24 especies de moluscos, 45 especies de insectos en la Meda Petita, 3 reptiles (la lagartija comuna muy abundante), 2 micromamíferos y 61 especies de aves, entre ellas una gran colonia de Gaviota patiamarilla Larus michahellis (ROS et al. 1984). Esta abundancia se origina en los años 60 del siglo pasado y puede explicarse, en parte a la falta de depredadores, y también por la ausencia de presencia humana en la isla.

 

Biodiversidad marina. Las comunidades marinas son extraordinariamente diversas debido al especial hidrodinamismo del archipiélago y a los heterogéneos fondos, donde hay representados buena parte de los hábitats litorales más característicos del mediterráneo occidental, lo que en parte explica la gran diversidad de peces existente (HEREU et al. 2012). Por su rareza y singularidad destacan los hábitats siguientes :

  • Fondos infralitorales de guijarro, colonizados sobre todo por invertebrados y algas anuales, que tan sólo aparece en la cara oeste de la isla, ocupando muy poca superficie.
  • Fondos infralitorales rocosos, calmados, con algas fucales, un hábitat muy raro y amenazado localizado en la zona del Portitxol, en una cubeta de elevada calidad ambiental.
  • Fondos infralitorales rocosos, calmados y medianamente iluminados, con algas fucales, un hábitat que tan sólo crece en la parte sur este de la isla, ocupando una pequeña superficie, y que indica una buena naturalidad del ecosistema marino.
  • Formaciones mediterráneas de Posidonia oceanica, bien representado al SE de la isla entre -5 i -15 m, sobre fondos arenosos (ROMERO et al. 2012).
  • Coralígeno, bioconstrucción formada sobre todo por algas calcáreas, que se desarrolla entre -20 y -55 m, y lo más visitado por los submarinistas (LINARES et al. 2012).

 

En la Meda Petita abundan crustáceos de valor faunístico y comercial como Homarus gammarus, Scylarides latus y Palinurus elephas (DÍAZ, 2012). Sin embargo la protección del archipiélago no ha sido del todo positiva para sus poblaciones, en parte porque no se respeta la normativa actual que regula su pesca y también por la reducida extensión del área protegida.

Y el archipiélago es bien conocido por las importantes poblaciones de peces, como Epinephelus marginatus, Dentex dentex, Dicentrarchus labrax, Diplodus cervinus, Sciaena umbra o Sparus aurata (GARCIA-RUBIES, 2012). Existen ya diversos años de seguimiento de sus poblaciones y se sabe que la respuesta al efecto reserva varía entre especies. Así E. marginatus, más sedentario, ha recuperado sus población, pero S. aurata, que se desplaza a zonas no protegidas, la ha reducido.

Amenazas


Medio terrestre : Se necesita permiso par acceder a la isla y además ni siquiera existe un pequeño embarcadero, por lo que las presencia humana es prácticamente nula y el efecto antrópico es bajo.

 

Medio marino :

Mala praxis en el buceo deportivo : Justo al contrario que la parte emergida, el litoral de la isla y su parte sumergida es frecuentado todo el año por submarinistas. Las actividades de buceo han crecido más de lo que se había previsto inicialmente y el sistema de vigilancia es insuficiente para las épocas de máxima afluencia y no impide las prácticas furtivas de pesca o sobre el coralígeno. Así las zonas que reciben más visitas están casi calcinadas, sobretodo los fondos del coralígeno, las cuevas o las poblaciones de coral rojo o los bosques de gorgonias.

Garreo de anclas : La gestión de los puntos de garreo parecen las adecuadas y a pesar de la acumulación de embarcaciones de recreo y las de sea watching que se realiza al sur de la isla parecen ser bien toleradas por la pradera de de posidonia.

Control de pesca : A pesar de ser reserva de pesca, la dinámica que se ha establecido no favorece por igual a toda la fauna marina, y así las poblaciones de mejillones y de erizos ha disminuido sensiblemente.

Especies invasoras : No se ha observado de momento Caulerpa cylindracea, pero si en algunos fondos coralígenos Womersleyella setacea, y se está controlando el impacto que pudiera causar.

Gestión y conservación


Medio terrestre : En el 2001 se aprueba incluir las islas Medas en la ZEPIM (zonas especialmente protegidas de importancia para el Mediterráneo), por la existencia de especies singulares de elevado valor ecológico, tanta animales como vegetales y en el 2006 se designa el archipiélago como ZEPA y se aprueba las áreas LIC. Recientemente se ha realizado la cartografía a detalle de los hábitats terrestres de la isla y se vigila la población de colonia de Gaviota patiamarilla, que parece relativamente estable en los últimos años.

Medio marino : El control de pesca y la instalación de puntos de fondeo permiten son aspectos de gestión positiva, pero queda pendiente de regular el número de embarcaciones y de submarinistas en determinadas épocas del año.

Bibliografía básica de consulta


  1. AUDIVERT M, SURROCA J (2004) Introducció histórica, in Ros JD, Olivella I i Gili JM Els sistemes naturals de les illes Medes. Arx. Secc. Ciènc. LXXIII. Institut d’Estudis Catalans, Barcelona.
  2. DÍAZ D (2012) Els grans decàpodes de la costa del Montgrí i les illes Medes. El fons marí de les illes Medes i el Montgrí, quatre dècades de recerca per a la conservació. B. Hereu & X. Quintana, eds. Càtedra d’ecosistemes litorals mediterrani. Recerca i territori, 4.
  3. FONT GARCÍA J, VILAR L, JOVER M, GESTI J COROMINAS M, POLO L (1999) La flora vascular, in El poblament vegetal i els hábitats del Massís del Montgrí, les Illes Medes i la Plana del Baix Ter. L. Vilar & X. Quintana, eds. Càtedra d’ecosistemes litorals mediterrani. Recerca i territori, 6.
  4. GARCIA-RUBIES A (2012) Els peixos més afavorits per la protecció de les Medes. El fons marí de les illes Medes i el Montgrí, quatre dècades de recerca per a la conservació. B. Hereu & X. Quintana, ed. Càtedra d’ecosistemes litorals mediterrani. Recerca i territori, 4.
  5. HEREU B, LINARES C, RICART A.M, RODRÍGUEZ A, ASPILLAGA E, DÍAZ D, NAVARRO L, RIERA J.L (2012) Cartografia bionòmica dels hàbitats de la costa del Montgrí i les illes Medes. El fons marí de les illes Medes i el Montgrí, quatre dècades de recerca per a la conservació. B. Hereu & X. Quintana, ed. Càtedra d’ecosistemes litorals mediterrani. Recerca i territori, 4.
  6. LINARES C, COMA R, GARRABOU J (2012) El coral·lígen a les illes Medes: una comunitat fràgil amb un gran valor patrimonial. El fons marí de les illes Medes i el Montgrí, quatre dècades de recerca per a la conservació. B. Hereu & X. Quintana, ed. Càtedra d’ecosistemes litorals mediterrani. Recerca i territori, 4.
  7. ROMERO, J, PÉREZ, M, ALCOVERRO, T (2012) L’alguer de Posidonia oceanica de les illes Medes: més de trenta anys d’estudi. El fons marí de les illes Medes i el Montgrí, quatre dècades de recerca per a la conservació. B. Hereu & X. Quintana, ed. Càtedra d’ecosistemes litorals mediterrani. Recerca i territori, 4.
  8. ROS JD, OLIVELLA I I GILI JM Els sistemes naturals de les illes Medes. Arx. Secc. Ciènc. LXXIII. Institut d’Estudis Catalans, Barcelona.
Print Friendly, PDF & Email